Understanding the Differences Between Representatives and Distributors
09/28/2020

Bolsa de papel Kraft resistente a la humedad para residuos orgánicos

La bolsa de papel kraft café resistente a humedad para residuos orgánicos (hogar y jardinería), se ha convertido en gran parte de Europa en todo un icono de sustentabilidad. Esta es incorporada en un proceso único de reciclaje, lo que permite que la bolsa y su contenido orgánico sean procesados y convertidos en energía renovable limpia. Suecia es su principal usuario, con las 72 horas de resistencia que presenta el contenedor, antihumedad y eliminación de malos olores, ha mostrado resultados muy favorables a diferencia de otros métodos y bolsas. Su principal beneficio es que no deja huella de carbono en nuestro planeta, por lo mismo no contamina.

Actualmente el mundo se enfrenta a los efectos provocados por el calentamiento global, por lo mismo se ha hecho indispensable crear nuevos productos que disminuyan el impacto ambiental en el mundo. La industria papelera por su parte realiza una gran labor en este sentido, al ofrecer nuevas alternativas sustentables y eliminar el plástico, esto provocó que la demanda de estos productos aumentó drásticamente  a nivel mundial. Por esto, se han desarrollado nuevas tecnologías de energía renovable  como lo son el biogás y los bio fertilizante, que funciona en base a los residuos orgánicos de la basura. El bio fertilizante contiene todos los nutrientes que se encuentran en el material orgánico original y es rico en nitrógeno y fósforo de amonio en particular que las plantas pueden absorber fácilmente. El biogás es un combustible para vehículos muy respetuoso con el medio ambiente, ya que no es fósil sino que se extrae de material biológico. Las emisiones de óxidos de nitrógeno, hidrocarburos y polvo serán más bajas que si funciona con gasolina, diesel o gas natural. La necesidad de que los recursos naturales, como el recurso finito de fósforo, regrese a la agricultura en lugar de quemarse también es cada vez mayor.

En Suecia, que cuenta con gran cantidad de fábricas de biogás y biofertilizante, se implementó un sistema de recolección de desechos de alimentos, para disminuir las altas emisiones de dióxido de carbono por lo que estos residuos son usados por estas fábricas. El sistema implementado que funcionó mejor para la recolección de residuos de alimentos de los hogares es el denominado “sistema abierto”, un sistema basado en ventilación y papel. Las Bolsas de papel Kraft resistente a la humedad para residuos orgánicos, que también funcionan muy bien para recoger desechos de jardinería (hojas, pasto, etc), son el elemento principal para que este sistema funcione adecuadamente.

¿Cómo funciona este sistema abierto?

El sistema óptimo tiene un contenedor (basurero)  que se ventila tanto en el cuerpo como en la tapa, también está equipado con una rejilla inferior elevada y una bolsa de papel insertada. El fondo elevado y la bolsa de papel evitan que el contenido del contenedor entre en contacto con cualquier líquido que se haya acumulado en el fondo del contenedor. El tipo más común de contenedores que se usan hoy en Suecia son los contenedores de 140 litros. Sin embargo, no siempre es necesario contar con este tamaño de contenedor cuando los desechos se recolectan cada dos semanas.

La bolsa de papel que forma parte del sistema abierto está hecha de un recurso natural infinito. Es decir, fibra virgen de bosques sustentables. Es de suma importancia que se utilice fibra virgen en la fabricación del papel kraft marrón para obtener la resistencia requerida en la bolsa. Un requisito para que la bolsa de papel funcione según lo previsto en el sistema es que esté hecha de papel repelente al agua. Esto es tanto para la higiene como para la función. El contenedor se mantiene limpio de una manera simple, aumenta la ventilación y la evaporación de la humedad, además de reducir el riesgo de que las bolsas se congelen en el interior del contenedor en invierno. La bolsa de papel debe estar hecha de papel kraft de alta resistencia a la humedad y el papel debe cumplir con las normas ISO EN13432. Esta bolsa es de alta resistencia a la humedad, por lo que el  papel absorbe la humedad de los desechos de una buena manera. Es resistente a las moléculas de agua pero no a los líquidos y tiene una resistencia de hasta 72 horas. Este papel está especialmente diseñado para bolsas de residuos de alimentos y cumple con los requisitos según DIN EN 13432. La biodegradabilidad ha sido probada y validada para la recuperación biológica. A esta bolsa de papel la llaman CO2 neutral. Esto significa que no agrega ningún CO2 al circuito. La cantidad de dióxido de carbono liberado durante la descomposición es igual al volumen de Co2 en la bolsa que los árboles una vez tomaron. Esta es su gran diferencia con las bolsas de plástico, que realmente contienen dióxido de carbono previamente unido y, por lo tanto, aumentan el dióxido de carbono en la atmósfera.

Este sistema debe incluir además un porta bolsas en el interior del contenedor. Una bolsa en un espacio cerrado o una bolsa que se encuentra sobre una superficie plana tiene pocas posibilidades de respirar. Puede dañar la bolsa y afectar la función. La ventilación es crucial. Hoy en día hay un titular dominante en el mercado sueco y este se presenta en dos colores diferentes: verde y marrón. El soporte está bien ventilado a los lados. Tiene un fondo con crestas, por lo que la parte inferior tiene el menor contacto posible con el fondo del portador. Este es un requisito para que la bolsa obtenga la ventilación necesaria. El soporte también recoge líquido en caso de fuga. Los contenedores con tapas no deben usarse dado que la ventilación se deteriora.

Beneficios de este sistema:

Elimina malos olores, por lo que es más higiénico. Esto se produce  gracias al sistema de ventilación que le proporciona este sistema y le permite eliminar la humedad. Además al secar su contenido, estando en la bolsa de papel permite que con bolsa incluida sea procesada en las fábricas de biogás y biofertilizantes. A diferencia del plástico y bolsas derivadas del maíz que no se permiten en dichas fábricas, ya que dificultan el correcto funcionamiento de las máquinas. Además las bolsas derivadas del maíz no permiten un correcto sistema de ventilación, porque sus tejidos no filtran bien la humedad.

Por otro lado, según un informe de Waste Sweden, la cantidad de residuos de alimentos recolectados es mucho mayor cuando se usa una bolsa de papel.  Con bolsas de papel se recolectaron 135 KG de desechos de comida, con bolsas de plástico 120 KG y con bolsas derivadas del maíz 100 KG. Estos datos reflejan que las bolsas de papel en Suecia no solo son más usadas, sino que también permiten recolectar mucha más masa de basura, permitiéndole adecuarse a las energías renovables mucho más eficientemente que los otros tipos de bolsas y debido a esto no contamina el medio ambiente.

A considerar:

El papel es un producto único renovable y sostenible. La principal materia prima, los árboles, se cultivan y cosechan de forma cuidadosamente controlada y sostenible. Con tanto éxito que los bosques europeos, de donde proviene la mayor parte de la materia prima, han crecido en un área del tamaño de Suiza en solo 10 años. Por lo que la deforestación no es un problema derivado de las papeleras. La producción responsable de madera, pulpa y papel asegura plantaciones y bosques sanos en desarrollo.

La industria del papel es el mayor usuario de energía renovable baja en carbono, y el 54% de la energía usada en la fabricación europea de papel proviene de biomasa, más que en cualquier otro sector. Destacando que solo representa el 1.1% de las emisiones de gases de efecto invernadero, la cadena de valor de la pulpa, papel e impresión es uno de los emisores industriales más bajos, según informó World Resources Institute en 2009.

Los empaques de papel reducen el desperdicio. Reciclar el papel y los empaques desechados responsablemente reduce la cantidad de residuos y de esta forma se alarga la vida de los rellenos sanitarios. Protegen los bienes durante su transporte, almacenamiento o distribución. Los empaques eficientes reducen a menos del 5% el deterioro del producto durante el transporte del mismo.

Según una encuesta de Paper Impact en 2007, nueve de cada diez consumidores europeos escogerían empaques o rótulos de papel antes que otros materiales. Esto quiere decir que los consumidores prefieren los empaques de papel o cartón.

Open chat